22 de junio de 2014

En cualquier lugar te veo




Veo la televisión y me acuerdo de ti, bajo al bar y una canción me recuerda a ti, las risas de la gente me recuerdan la tuya, en la forma de las nubes te veo y, todo eso, me hace llorar.
Te fuiste mi amor y me dejaste solo, te fuiste sabiendo que dependía de ti para vivir. No es un reproche, es el mal estar que me embarga y que me tiene idiotizado.
Llevo más de cinco meses a la deriva. Vago ausente esperando mi final, un final que me acerque de nuevo a ti.
Esta vida, que no es vida, me pudre por dentro. Deseo acabar con todo y no encuentro el momento, las cosas son como son y sobre todo, como bien sabes, “las de palacio van más despacio”. Esta semana vamos a firmar al notario, con lo cual tendré otra cosa acabada. Las ayudare hasta que tengan todo en orden y después; después iré a tu encuentro. Espero encontrarte al otro lado para que sigas ayudándome también allí.
 La vida sin ti, no me llena. No le encuentro “sabor” a vivir siempre con el corazón acongojado por la pena. He vuelto a ser el desastre que fui antes de conocerte, hace ya tantísimos años. Solo tú sacabas de mi lo que había de bueno.
Voy a ti cariño mío, espérame solo un poco más. Arreglar el papeleo no es eterno y, en cuanto termine, parto a buscarte.
Te quiere
 Tu marido que no te olvida

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...