2 de junio de 2014

Todo son problemas









Vengo del gestor que nos lleva los papeles y todo son problemas.

Mira que te dije veces que teníamos que hacer testamento, que no costaba nada, herederas nuestras hijas y yo usufructuario para que pagaran menos, total el usufructo finaliza con la muerte del usufructuario. Pues como no lo hicimos ahora toma… todo son pegas. Que si esto está a otro nombre, que si me falta tal o cual cosa…

Ahora me acaba de decir, al proponerle que no deseaba el usufructo (total para que pagar por algo que no pienso disfrutar), que si renuncio las jodo vivas. Que tendrían que pagar muchísimo más ya que mi usufructo a pagar es por veinticinco años y eso deduce un montón a la hora de soltar la pasta.

Total que entre unos y otros me están jodiendo vivo. No espero más que el momento de ir a ti, es mas ya lo tenía decidido, por lo menos el método y el día, pero cada vez se me alarga más.

Le he dicho que ni prorroga ni hostias, que lo haga lo antes posible. El día doce de Julio cumple el plazo y no querría posponerlo mucho más. También de esa forma seguro que cobraran el mes de mi pensión completo. Tengo ganas de pagar mi parte y acabar con todo, pues heredar mi usufructo dice que sale a cero.

Ya lo ves yo propongo y Dios dispone. Me proporciona la manera de hacerme con una dosis letal de” xxxxxxx”, y después me fastidia el poder emplearla causando el menor mal posible.

No me queda más remedio que esperar a acabar con todo esto, no puedo fastidiarlas de esta manera.  Puede que me marche con Lía, si consigo colocar a Niki, a vagar un poco por esos mundos mientras llega el día. Necesito salir de esta espiral de vino, casa, lloro, desesperación, en la que se ha convertido mi vida. Vagabundear, perderme en mis pensamientos, salir del ruido que genera esta ciudad que sabes, que siempre odie.

Voy a quitar el reloj que descontaba mi tiempo entre los vivos del blog, porque no se cuanto durara esta pesadilla de papeles. Pero ten por seguro que en cuanto acabe voy a ti. Cuantas cosas tengo que contarte, cuantas cosas te ocultamos en los meses de tú enfermedad para que no te preocuparas. Seguro que haya donde estés ya te has enterado de todo, y como siempre estas esperándome para echarme un buen rapapolvo. Ya sabes que yo soy un poco desastre y que hago las cosas por “impulsos”, como dicen mi psicóloga y mi psiquiatra, pero todo lo que he hecho lo hago con el fin de que nuestras hijas no tengan más problemas.

Te quiere. Tu esposo que está deseando ir a tu lado.
PD.- Mira si la gente es infeliz que, ahora que estoy decidido a reunirme contigo, me dicen que me ven mejor. Que poco imagina ninguno el porque de esta mejoría. Que poco imaginan que si estoy mas tranquilo es porque ya he decidido lo que he de hacer.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...