29 de mayo de 2014

Morir solo



Tengo derecho a morir solo,
sin curiosos
que pululen a mi alrededor.
Morir escuchando
las melodías queridas,
los amados versos;
viendo
las fotografías añoradas,
los paisajes idos.
Sin médicos ni enfermeras ni horribles medicinas
que en vano traten
de postergar lo imposible.
Solo,
con mis recuerdos.
Solo,
con mis nostalgias.
Solo,
con mis ilusiones.
Por compañera
una botella de ron.
Por amigo,
un paquete de cigarrillos

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...