8 de diciembre de 2013

El organo que mejor habla...

Cuentan que un día llegó a la Clínica de un famoso cardiólogo cirujano, un viejecito, muy pobre, iba recomendado por el médico del hospital público. Tras horas de espera, el médico recibió al anciano y éste le explica la razón de su visita:
- 'Mi médico del hospital público me ha enviado porque considera que únicamente Ud podría solucionar mi problema cardíaco y, en su clínica poseen equipos suficientes para esta operación'.
 El médico ve los estudios y coincide con el colega del hospital. Le pregunta al viejito con qué Compañía de Seguros se haría operar. Este le contesta.... 'Ahí está el problema Dr. Yo no tengo seguro social y tampoco dinero. Soy muy pobre y sin familia... Lo que pido, sé que es mucho, pero quizá puedan ayudarme...'.
 El médico no lo dejó terminar. Estaba indignado con su colega del hospital. Lo despidió con una nota explicándole al Dr. que lo remitía que su "Clínica era Privada y no un centro caritativo”.
 Cuando el anciano se retiró. El médico se percató de que había dejado olvidada una carpeta unos folios, eran poesías...

Leer el texto completo en su blog de origen
Diario de un cura de aldea de  Miquel P. León Padilla

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...