1 de enero de 2014

Propósitos para este año que comienza



Eclesiástico Capítulo 4


 1 Hijo mío, no burles al pobre su sustento, ni dejes consumir los ojos afligidos.

 2 No dejes sufrir al alma necesitada, ni vires lejos del que está abatido.

 3 No te ensañes con el que tiene el corazón exasperado, ni demores la ayuda al pobre.

 4 No rechaces la suplica del débil, ni apartes tus ojos de sus requerimientos;

 5 no le des ocasión de maldecirte.

 6 Pues si en la amargura de su alma grita, su Creador escuchará su lamento.

 7 Hazte querer de la asamblea, ante un anciano baja tu cabeza.

 8 Inclina al pobre tus oídos, responde a su saludo de paz con dulzura.

 9 Arranca al oprimido de manos del opresor, y a la hora de juzgar no seas pusilánime.
 10 Sé para los huérfanos un padre, haz con su madre lo que hizo su marido. Y serás como un hijo del Altísimo; él te amará más que tu madre.

 Capítulo 7
1 No hagas mal, y el mal no te dominará,

 2 sepárate del injusto, y él se alejará de ti.

11 No te burles del hombre que vive en aflicción, porque el que humilla, también exalta.
 12 No trames mentira contra tu hermano ni hagas otro tanto con tu amigo.

 13 Proponte no decir mentira alguna, que persistir en ello no lleva a nada bueno.
 18 No cambies un amigo por dinero, ni un hermano de veras por el oro de Ofir.
 19 No faltes a la mujer sabia y buena, que su gracia vale más que el oro.

 26 Si tienes esposa ¡quiérela!

 27 Con todo tu corazón honra a tu padre, y no olvides los dolores de tu madre.

 28 Recuerda que por ellos has nacido, ¿cómo les pagarás lo que contigo han hecho?

Capítulo 8
 5 No reproches al hombre que se vuelve del pecado, recuerda que todos somos culpables.
6 No deshonres al hombre en su vejez, que entre nosotros también se llega a viejos.

7 No te alegres de la muerte de nadie, recuerda que todos moriremos.
 10 No abandones a un viejo amigo, porque el nuevo no le iguala. Vino nuevo, amigo nuevo, cuando sea añejo, con placer lo beberás.
11 No envidies la gloria del pecador, pues no sabes cómo se le volverá la fortuna.

12 No asientas al éxito de los impíos, recuerda que no quedarán hasta la tumba impunes.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...