6 de enero de 2014

Queridos Reyes Magos



 Os escribo otra vez para deciros que olvidasteis pasar por mi casa. Yo no sé si tendréis algún teléfono de reclamaciones, pero deciros que de salud no habéis dejado nada de nada.
 Mirar que otra cosa no os  pedí, solamente que mi esposa calmara sus dolores con la medicación qué el médico le receto. No pedí nada para mí, ni nada costoso monetariamente, solo un poco de tranquilidad en estos días, y  más, cuando tampoco yo me encuentro muy allá con este dolor en el costado derecho y esta puñetera fiebre.
 En fin de todas las maneras muchas gracias por la televisión que trajeron mis hijas y mis yernos ayer, la otra se nos había roto, y por lo menos la tengo un poco más entretenida.
Si no habéis entrado en casa porque nos encontrábamos despiertos, que sepáis que no lo hicimos con ninguna mala intención, sino porque Roxy ha pasado muy mala noche; ya hace veinte días que le sacaron el litro y medio de líquido de la pleura y lo ha debido de regenerar con lo que ello conlleva, dolor visceral, síndrome de vena cava (se está hinchando por momentos), disfagia y su mente que no para.
 Como seguramente estaréis lejos de regreso a Oriente, no hace falta que volváis, ahora en cuanto le administre su medicación, intente darle el desayuno y la asee; nos iremos en un taxi a urgencias para que el oncólogo de guardia le dé un vistazo y nos diga que es lo más acertado de hacer, si emplear dexametasona, ingresar para sacar el liquido…
 Que sepáis que habéis dejado de tener un cliente, por eso no os extrañe si ya no recibís mas cartas mías, es que; para que me ignoréis de esa manera, no me merece la pena perder el tiempo con vosotros. Más que nada porque me doy cuenta de que solamente os dedicáis a llevar en vuestros camellos, las cosas materiales que se venden en las grandes superficies. 
 La verdad que estas navidades no han sido todo lo alegres que hubiéramos deseado, pero de esta manera hemos compartido la navidad con todas las personas que al igual que nosotros sufren y padecen por sus familiares enfermos, con quienes no tienen ni siquiera esa familia con la que compartir, incluso con quienes no pueden celebrarla porque nada tienen.
 Y no preocuparos que no pienso delataros, vosotros seguir con vuestro rollo, nadie tiene la culpa de caer en manos del sistema financiero que nos obliga a valorar solo lo que se mide en un nivel monetario, ni tan siquiera unos Reyes Magos.


3 comentarios:

C.S. dijo...

Hola Juan Carlos. Espero que Roxy esté mejor... ojalá esté en casa y con los síntomas más controlados, eso por lo menos sería la buena noticia del día.
Te mando un abrazo enorme desde las "Carreteras Secundarias"... cuídate mucho de ese dolor que mencionas. Estás siendo muy fuerte... mucho. Eres un gran ejemplo de excelente cuidador.
Por aquí los Reyes tampoco han pasado... yo también llevo en el hospital con mi padre desde el viernes. Yo me uno a lo que dices... también por aquí han perdido una clienta.
Besos.

Juan Carlos dijo...

Con la subida del MST a 90 y el abstral de 200 se encuentra mucho mejor del dolor, pero para mí las noches son eternas. Es una especie de "duermevela" ya que al respirar mal a veces noto como si le faltase el aire, pero ahora por lo menos algo dormimos.
No quiero ni pensar cómo será mi vida el día en que me falte, llevamos tantos tiempos juntos, por eso me desahogo muchas veces escribiendo lo que me pasa por mi cabeza.
Gracias por vuestra labor y la de todos los sanitarios que como vosotras velan por quienes ya no tienen cura. Y de todo corazón que se mejore tu padre.
Un fuerte abrazo
Juan Carlos

C.S. dijo...

Mucho ánimo Juan Carlos, pero la labor de cuidadores como tu, siempre al pie del cañón, cada minuto del día... eso es encomiable. Sois el verdadero soporte del tratamiento.
Un abrazo y mi eterna admiración.
Marisa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...