4 de abril de 2014

¿Cuál es Tú voluntad Señor?



SALMO 39
Esperé en el Señor con gran confianza.
El se inclinó hacia mí y escuchó mis plegarias.
El me puso en la boca un canto, un himno a nuestro Dios.
Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

¿Pero cuál es Tú voluntad Señor?
"Después de que se ha hecho lo posible para sostener en lo alto la antorcha de la vida, llegada la hora y cuando "ella" está ya a la puerta, es una locura oponerse al desenlace inevitable. En ese trance, la sabiduría aconseja colgar la espada, soltar los remos, dejarse llevar"  (P Ignacio Larrañaga)

Morir dignamente, dejar este mundo serenamente, sin rebelión, aceptando, para renacer de nuevo, dejando nuestra envoltura corporal para que ya nuestro espíritu regrese a la vida eterna, al regazo del Padre sin perder su propia identidad.

¿Pero cuál es tu voluntad Señor?
Si pones los medios a mi alcance, y en mi mente la idea ¿no será acaso esa Tú voluntad? 
Mi alma está muy triste, hasta la muerte” dijo Tú hijo amado. “Hagase Tú voluntad y no la mia”.
Hagase pues Tú voluntad y no la mia señor pues, mi alma al igual que la de Tú hijo esta muy triste. Dame las fuerzas necesarias para poner todo en orden, Retira de mi esta apatia que me embarga y despues ,al igual que nuestro Señor Jesucristo, podre decir;
Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...