9 de abril de 2014

No duermas






-No duermas- suplicante me decía,
-escúchame...despierta-
cuando haciendo cojín de su regazo,
soñándome besarla, me dormía.
Mas tarde ¡horror! En convulsivo abrazo
la oprimía al corazón... ¡rígida y yerta!
En vano la besé -no sonreía-
en vano la llamaba -no me oía-
la llamo en su sepulcro y no despierta.

 Maribel Ponce Barajas
México

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...