10 de abril de 2014

tú te has ido y yo continuo vivo.





 La vida sigue mi amor. La vida continúa para nuestras hijas, nuestros nietos…, pero para mí, para mí está estancada.
 Cuántas veces te dije que daría mi vida por ti y sin embargo, tú te has ido y yo continuo vivo.  Llorar ya no me consuela, tan solo me hace resultar más patético a la vista de todos.
Vago por la calle como alma en pena, sin saber a dónde dirigir mis pasos. Vivo de tú recuerdo y cada día pido que termine esta miserable vida que llevo. Cuando veo a Tomas  o a  mi madre, me pregunto cómo pueden hacerlo; como pueden seguir viviendo como si nada hubiera pasado, como si tú hermana  o mi padre siguiera vivos.

 Cariño, se que desearías que solucionara todo antes de marchar contigo pero, cada día se me hace mas cuesta arriba y pienso que si dilato ese momento en el tiempo, por dejar las cosas arregladas para las chicas, me pasara como a ellos , que me acostumbrare a que no estés conmigo y que podre vivir sin ti. Quizás amargado, solitario, triste… como ahora que ya ni puedo cuidar de Lucía, porque estoy desquiciado de los nervios, pero viviré. Aprenderé a vivir “solo”,  una vida triste y anodina, pero seguiré aquí mientras tú sigues esperando que vaya a tú lado.
Voy hacia ti cariño, debo partir a buscarte cuanto antes, no debo esperar más, no he de pensar en lo que dejo atrás. No puedo estar pensando siempre en los demás.
Como se suele decir; “TODO TIENE SOLUCIÓN MENOS LA MUERTE” y yo, ya estoy muerto.   Los demás...
Los demás continuaran viviendo aunque yo no exista.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...