13 de abril de 2014

Para qué se necesita más valor


Estoy arto de leer frases como esta; muchas dichas por personas que no tienen ni puta idea de lo que dicen.

¿Para qué se necesita más valor, para mal vivir o para morir? En cualquier esquina puedes encontrar a alguien que mal vive, pero no en cualquier sitio encuentras a alguien decidido a jugárselo todo a una carta.

Morir no es de cobardes ya que nadie te aventura lo que puedes encontrarte después. No sabes si es mejor o peor, todo depende de tu fe, y la fe  católica prohibe el suicidio, no sé todavía porque,  pues en la biblia se puede leer;

Por tanto, si tu ojo derecho te fuere ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti: que mejor te es que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te fuere ocasión de caer, córtala, y échala de ti: que mejor te es que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. (Mateo 5:29-30 La Biblia Reina-Valera)

Por lo tanto si mi vida es ocasión de pecado, ¿qué me impide acabar con ella? Los mismos que te condenan deberían releer todos los pasajes del nuevo testamento y comprenderlos, no como ellos desean sino, al pie de la letra o mejor dicho como está escrito. No vaya a ser que, los que siempre se han creído en posesión de la verdad, sean los equivocados y resulte que de un Dios padre estén haciendo un dios a su antojo, que castiga a quien le place solo para probar su fe.
¿No se dan cuenta de que si yo existo, es gracias a su magnanimidad? ¿Que el sabe en todo momento que es lo que corre por nuestra mente? ¿No comprenden que como "padre" sufre de verme así? ¿Como pues Dios siendo "padre" permitiría que uno de sus hijos se quitara la vida, si no estuviera convencido de que ha llegado la hora de que ese ser mortal que el creo se reuna con el?
 El sabe que todas las noches me arrepiento de mis muchas faltas. Muchas, pues como mortal, no soy perfecto. Me encantaría serlo, pero no lo soy.  Blasfemo, odio a mi prójimo, pierdo la "FE" y cometo toda clase de pecados arrastrado por la ira que me domina en el momento; aunque en el mismo instante me arrepienta diciendo "perdoname Señor que no se ni lo que digo".
Yo se Señor que me perdonas pues, al igual que Tú, soy padre y perdono todo. Al igual que Tú mi único empeño, al igual que el tuyo con tus hijos, es que mis hijas se lleven bien que siendo hermanas se apoyen en todo y que, entre las dos, perpetúen la memoria de su madre que fue mucho más perfecta que yo.
 No achaco mis problemas a mi enfermedad, no necesito una justificación. Soy débil, lo se. Siempre lo he sido; siempre tuvo que ser Rosa quien tirara de mi y subiera mi autoestima, quien arreglara mis rastros. Ahora que ella no esta, ya nadie me sujeta, me falta "el seguro" y me disparo en cualquier momento. Había creado una dependencia tal de ella que ahora no se desenvolverme solo; eso es lo que mis hijas no entienden, que por mucho que quieran ayudarme no pueden llenar el gran vació que ha dejado en mi la perdida de su madre.
Ahora comprendo muchas cosas, mas de las que debería comprender. Una de ellas es que desde los dieciocho años existo gracias a mi esposa. Ella llego en el momento preciso, pero se ha marchado cuando mas falta me hacia.
No se si haré bien o mal pero, Señor, solo quiero tu perdón, ya sabes que todas las noches lo imploro. No me importa Cielo, Purgatorio o Infierno Señor, lo único que te pido es que dejes que me reuna con ella, algo que para Ti que creaste un mundo de la nada es algo fácil de conceder.
Ten la bondad de sacarme de este infierno en que vivo y reuneme con ella, atiende la suplica de tu siervo, que languidece entre la vida y la muerte, y; 
hagase Tú voluntad y no la mia



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...