11 de abril de 2014

sin benzodiacepinas y sin pastillas para dormir


Cariño hoy he vuelto a tener consulta con el “psiquiatra nuevo”. Este tío parece que me vacila, ¿acaso no se da cuenta de que llevo DOCE AÑOS con este puto problema? Me pregunta gilipolleces y me contesta estupideces, y no es eso lo malo es que nos quedamos los dos mirándonos fijamente a los ojos y se piensa que le digo lo que me sale y no lo que quiere oír en según qué cosas. Como se nota que la silla de al lado esta vacía, que tú no estás sentada para decirle “no le hagas caso que te está mintiendo, que te tiene pillada la jugada”. Valero ya me habría ingresado o cambiado la medicación. A este le hace gracia que ayer me comiera tres longanizas con pan y me dice que por lo menos hay algo que me ilusiona, “Comer compulsivamente un día sí y cuatro no”. Que espabilao.


Que mala suerte que Valero se haya marchado al clínico, el comprendía nuestra relación y el vacio al que me enfrento, pero este, este no me conoce, le contesto y se limita a apuntar en el puto papel. ¿Te acuerdas que Valero casi no apuntaba nada mientras estaba yo? ¿Que esperaba a que nos fuéramos para hacer el análisis? Pues este todavía sigue diciéndome que el Topamax hace perder. Hoy ya me ha inflado y le he dicho que llevo tomándolo doce años y que en esos doce años he llegado a pesar ciento cuatro kilos. Incluso me está proponiendo buscar ayuda en “El proyecto hombre” para quitarme la adicción al alcohol pues, según él, bebo demasiado. Que cabrón; se piensa que bebo porque me da la gana y si  lo hago es por olvidarme de todo y poder dormir algo.

  
Al final he vuelto a salir sin benzodiacepinas y sin pastillas para dormir. Y mira que le he explicado lo que estaba pasando, que me irrito sin más y que no puedo dormir más de dos horas seguidas.


Tengo hora para la médica de cabecera, porque Del Castillo ya no ejerce y tengo medica nueva, pero visto lo visto ¿para qué voy a ir?, si estaremos en las mismas que con el “Dr. Seva Me han dejado todos cuando más los necesitaba. Resulta ahora, que la única que se da cuenta de que estoy  realmente  jodido es Carmen, la psicóloga, para que te fastidies. 

Vuelvo a tener cita con él para finales de junio, espero no tener que ir. Que le den, pero intentare que se entere de que con su ineptitud consiguio un "exitus letalis" . Aunque a el que mas le da.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...