26 de marzo de 2014

Hoy es el cumpleaños de mi hija RBK, y se me había ...





Hoy es el cumpleaños de mi hija RBK, y se me había olvidado por completo. Llevo todo el mes diciéndome a mí mismo, “sobre todo acuérdate del día veintiséis” y se me ha pasado al igual que se me pasan otras cosas. Es lo que tiene que para uno todos los días sean iguales, que no distingues el lunes del domingo ni el uno del veintiuno.

Es lo que tiene tener la cabeza completamente llena de lo mismo, o mejor dicho de “la misma”. Es lo que tiene pensar todo el día en estar junto a ella y no poder. Es lo que me queda; un paseo más o menos largo por una vida que ya no me importa.

Las llamadas de  los teléfonos que no conozco se agolpan en el fijo, pues tu móvil al haberlo cambiado de nombre vuelve a estar silencioso como siempre lo estuvo el mío, solo nuestras hijas con sus “lines” interrumpen mi quietud.

Es lo que hay mi amor, la tierra es de los vivos y el mas allá de los muertos.

No te alejes demasiado cariño y ven presta a buscarme pues, por más que lo intento esto no funciona y  he encontrado una fórmula para burlar el juicio tanto divino como humano, puede que cueste un poco más de tiempo, puede que sea más dolorosa, pero lo peor ya ha pasado, ya no siento nada ni por las noches, solo nos queda esperar. Si un etarra es capaz de hacerla por la mierda de sus ideales, como no voy a ser capaz yo por algo que merece más la pena, como es estar a tu lado.

Todavía quedan cosas por hacer y eso que fui a la chica de los mármoles para encargar nuestras chapas, pero primero hay que comprar nuestro columbario, dejar un poco arreglado todo el papeleo de la herencia,  presentar las declaraciones de este año, conseguir casa para Lía, pues RBK se quedo con Niki…

Pero mi  última voluntad ya la tengo escrita y nuestras hijas, como buenas hijas que son, no dejaran de cumplirla. Solo te pido paciencia amor mío, que enseguida estamos de nuevo juntos, como siempre en nuestra vida, desde el día en que cuando pasábamos por la calle Capitán Pina me dijiste; “cuando seas capitán me casare contigo”. Al final tuviste que casarte con un Cabo 1º, pero por lo menos espero haberte hecho lo suficientemente feliz, durante estos más de treinta años.

Esperame cerca amor mío que quiero que seas tú quien me guié en mi último instante entre los vivos. Y siendo tú mí guía, como siempre lo has sido;
  
QUE PODRE TEMER
 
EL TIEMPO QUE PASO,
JAMAS NOS SEPARO
EL NOS UNIRA EN UN RINCON PROFUNDO DE
LA ETERNIDAD
A LA HORA DEL FINAL
SOLO QUIERO TU MIRAR
CON TU PERFUME ALREDEDOR
MORIR AL LADO DE MI AMOR
ME DORMIRE MIRANDOTE. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...