11 de marzo de 2014

Hoy las aceras me gritan que no estás



Hoy las aceras me gritan que no estás
y tu ausencia me sigue devorando
en las tardes que siguen existiendo
y que, malditas, te han sobrevivido.

Yo sigo aquí morando en este templo
hoy por la furia de tu ausencia devastado
soldado fiel, custodio tus recuerdos,
tus besos recuento cual monedas
que forman mi ingrávido tesoro.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...