5 de marzo de 2014

una casa vacía





No es fácil regresar a una casa vacía. No hay nadie que te salude y la silla que está frente a la tuya en la mesa del comedor está vacía. La casa parece hacer eco del silencio y derramas una lágrima mientras recuerdas que ahora estás solo. Tantos años juntos, tantos recuerdos  son todo lo que te queda. La pérdida de un ser amado cambia tu vida por completo, sobre todo cuando ese ser amado fue también tu mejor amiga. Te sientes completamente perdido y totalmente incómodo al tomar incluso decisiones menores. La cama se siente grande y algo dentro de ti te dice que ¡no podrás sobrevivir!

No les prestes atención a los que traten de decirte que no estás llevando el luto correctamente. En lugar de eso, agradéceles por su preocupación y hazles saber que cada persona lleva el luto de forma diferente. El luto depende de tu forma de ser, de cómo era tu pareja y de cómo era la relación. En concreto, es probable que tengas que lidiar con los que piensen que te estás recuperando "demasiado rápido" y con los que crean que te has quedado "atrapado en el duelo". Si se muestran demasiado pesados siempre tienes la opción de “mandarlos a la mierda”, ya que solo tú sabes el dolor que sientes.

La muerte de un cónyuge es un evento devastador, uno que tiene reacciones físicas y psicológicas. Incluso si la muerte del cónyuge ya era algo esperado.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...