25 de marzo de 2014

Quiero morir y descansar eternamente



Quiero morir y descansar eternamente,
dejar de ser todo para convertirme en nada;
marcharme a mi sepulcro tranquilamente,
terminar de una vez con esta vida desdichada.

Quiero descansar en mi lecho esperando mi muerte,
mientras pensaré en lo que la vida me dio;
sabré reconocer que ya no soy tan fuerte,
y no lloraré por lo que la vida me quitó.

Quiero lograr la paz que tanto anhelo,
lograr la dicha y tranquilidad que la muerte ofrece;
estar tranquilo, sereno, bajo el suelo,
sentir como mi corazón poco a poco perece.

Navegaré entre montañas de pena y perdición,
obligaré a mis siete sentidos a morir poco a poco;
colocaré una barrera de hierro a mi corazón,
pensaré en nada hasta volverme loco.

Me volveré invisible ante la gente,
me convertiré en unos mas del montón;
cuando me vean creerán que soy un demente,
creerán que por amor he perdido la razón.

Me refugiaré en mi coraza de acero,
acabaré mi dolor con el dolor mismo;
apuñalaré a mi corazón porque así lo quiero,
derrumbaré mi temperamento con un gran sismo.

 Juan Márquez (extracto)

2 comentarios:

Carlos Martinez dijo...

Dios te ama aún a través de tu sufrimiento... Tu esposa es feliz a su lado y necesita que tú realices lo que ella hubiera querido hacer en vida.
Recuerda que los esposos no son dos personas por separado.. Son una sola alma.. Así qué cuando nuestro Señor vea que ya realizaste lo pendiente (amar al prójimo y a EL sobré todas las cosas) te dará el premio de Ir con El, porque a su lado esta ella (tu esposa) además recuerda que la gran mayoría llegaremos a un lugar de "espera" llamado purgatorio, donde el alma se purifica de todos los pecados que no pudimos confesar en vida, y esta purificación es más rápida (por así decirlo) cuando los que aún viven rezan, realizan sacrificios, ayunos, ofrecimiento de misas, rosarios, etc
Así que en lugar de seguir sufriendo en vano ofrecerle este dolor (tan grande e irreparable) a Dios para la purificación del alma de ella. Al mismo tiempo tú también estas purificando la tuya en vida.
Dios te Bendiga y Fortalezca
El te ama demasiado. Vive esta vida esperando el gozo del premio eterno.

Juan Carlos dijo...

Pero que manía tienen todos con el sufrimiento, mira que he leído veces la biblia.Sin entrar en el Antiguo Testamento y sin explayarme mucho solo tres puntos.

1º "Misericordia quiero y no sacrificios"

2º "Aparta de mí este cáliz"

3º ¿Explíqueme; ¿si Jesucristo tanto amaba el sufrimiento, porque se “entretenía” en curar a todo el que se lo imploraba? No será acaso que cuando se arto de nosotros y ya nos dijo:
“Una raza mala y adúltera pide una señal y no le será dada ya otra que la de Jonás.”(Mat.12, 39)

Si Dios es Padre omnipotente, de lo cual tengo firme convicción, no se preocupe Ud. por mí, pues siendo yo también padre y mortal, se que nos perdonara a cada uno de sus hijos al igual que nosotros perdonamos las ofensas de los nuestros.
Att. Juan Carlos
Y recuerde; «No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y se os perdonará» (Lucas 6,37)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...